Carta Abierta a Los Escépticos

CARTA ABIERTA A LOS ESCÉPTICOS

Todo es tóxico en este mundo, el aire que respiramos, la comida que comemos, las medicinas que los médicos prescriben y los materiales que en este libro se mencionan. La toxicidad es un término relativo.

Si encima de todo eso todavía he elegido el título “ Manual Grabado en Hueco No Tóxico” es porque el “bebé” ya era denominado “No Tóxico”, cuando nació a mediados de los noventa. Además, las autoridades usaban oficialmente la designación “ AP No Tóxico”. Así, en la actualidad, “Grabado No Toxico” es un concepto o descripción comercial que cubre un campo de métodos de trabajo saludables y amigos del medio ambiente sobre el que todos los grabadores por lo menos han oído hablar- de ahí el título “Manual de Grabado en Hueco No Tóxico”.

Aunque el libro debería ser llamado más correctamente “ Manual de Grabado en Hueco Menos Tóxico”, no obstante me gusta el nombre “ Grabado No Tóxico”, porque esta aparente provocación ha ocasionado a veces  un caldeado debate entre defensores y detractores y creó un interés sobre lo que los grabadores hacemos, sobre lo que no hacemos y lo que deberíamos estar haciendo. En 500 años, nadie ha cuestionado los materiales y métodos que los grabadores usan. No fue hasta la introducción de esas nuevas técnicas que la consideración que debemos mostrarnos a nosotros mismos, entre nosotros y al medio ambiente se convirtió en un problema.

Actualmente, seres humanos sensibles son incapaces de defender su trabajo con métodos y materiales convencionales, tampoco las escuelas, donde la seguridad y los sistemas exhaustivos son el estado del arte – porque ¿qué hará Eva cuando haya completado una educación que sólo le ha enseñado métodos tóxicos y no pueda permitirse el equipo de seguridad necesario?

Todos sabemos que esta no es una elección personal, sino una responsabilidad común, hacia la persona que te rodea y hacia el medio ambiente en general, y todos sabemos que el grabado “No Tóxico” o “ Menos Tóxico” es el futuro. Apreciemos eso y sigamos con un debate saludable. Peor no olvidemos producir arte – al final del día eso es lo que nos inspira para una vida mejor; no sólo espiritualmente, sino que, así como la búsqueda del arte nos hace derribar fronteras y desarrollar nuevas técnicas más saludables, esperamos que esa vida mejor sea saludable físicamente también.

Henrik Bøegh